Condena sin fin

Cumplieron su condena y salieron de la cárcel, pero en libertad deben enfrentar otra dura sentencia: la discriminación. Es lo que viven las mujeres al salir de prisión, porque aunque estén capacitadas y hayan terminando sus estudios, la mayoría sólo encuentra trabajos precarios, con sueldos muy bajos y en los que incluso les hacen contratos por día.Revisa este Reporteros de Pilar Vega y Carina Almarza.

vía Tele13 Móvil | Condena sin fin.

Anuncios

El encuentro de dos mundos en Fundación Paternitas

Por primera vez  desarrollan un programa en el ámbito de reinserción social, que busca potenciar los atributos y recursos que tienen personas que han estado privadas de libertad, por diferentes delitos o asociadas de alguna manera al mundo delictual. El proyecto es desarrollado a partir de abril, por un equipo de profesionales del programa Familia de Fundación Paternitas y está conformado por psicólogas, orientadoras familiares, mediadoras, psicopedagogas,  educadoras y una profesora de arte y manualidades.

Consiste en acoger, acompañar y colaborar profesionalmente a que a que cada persona trabaje  desde el  punto de vista de sus propias herramientas o atributos y con una visión positiva de sus posibilidades y logros. La idea es compartir el día a día, en el desarrollo de este proceso, tanto en sus logros, dificultades y en las crisis propias de cualquier camino de superación, especialmente en estos casos de personas muy dañadas en el aspecto emocional. Los invitan continuamente a hacerse cargo de ellos mismos” y a que vayan descubriendo  sus propias  virtudes y capacidades.

A través de cursos de manualidades, arte, costura, las profesionales  tratan de  asentar en  cada persona un nuevo estilo de vida, con normas que deben cumplir, con exigencias graduales y sin perder de vista que muchas veces un fallo o una falta son  parte del éxito en su trabajo. Y frente a los problemas o crisis personales que los beneficiarios traen, en muchas ocasiones, a los talleres,  se les presenta como una oportunidad invaluable, de cómo ellos pueden enfrentarlo, resolverlo,  sentirse orgulloso y seguro de la decisión que tomaron.

Esto es la base para una real y certera reinserción social y laboral que es finalmente la meta para conseguir sus sueños y dejar el mundo del delito, para salir adelante junto a su familia.

 

ENCUENTRO DE DOS MUNDOS

El  equipo profesional no sólo está encargado de los beneficiarios y sus familias sino también de generar recursos: “en el curso de costura se les paga una bonificación por su trabajo, que es parte del trato digno que queremos imprimirle a este proyecto”, aseguró Francisca Lewin Encargada del Programa Familia.

Por este motivo es  indispensable conseguir recursos, por lo tanto el mismo equipo debe hacer las gestiones necesarias para obtenerlo. “Hemos  logrado que grandes empresas no sólo aporten con dinero, sino también comprando, como regalos corporativos, los productos que estas personas realizan y en algunas ocasiones participando directamente en los talleres, con los beneficiarios, allí se produce, algo muy especial, el encuentro de dos mundos muy diferentes” dijo la encargada.

vía Paternitas.

Artículo: “Transforming Rehabilitation: A Strategy for Reform”

El nuevo programa de rehabilitación del Reino Unido transformará la manera en que se entregan servicios a quienes cumplen sanciones en el medio libre, con el objetivo final de disminuir la tasa de reincidencia y proteger el bienestar de la ciudadanía.

Esta estrategia nacional nace como respuesta a un documento que recogió los resultados de una consulta nacional en torno al tema, donde se solicitó a la sociedad civil apuntar a aquellos elementos que requerían mejoría.

Los elementos clave de la estrategia final son:

– Creación de un nuevo sector público del servicio nacional de libertad condicional (probation). que integre, por primera vez, servicios de supervisión y rehabilitación.

– Extender los mecanismos de supervisión y rehabilitación a 50.000 infractores del grupo más prolífico; aquellos condenados a reclusión por menos de 12 meses.

– Implementar un servicio post-penitenciario de reinserción que dé continuidad a los procesos desarrollados durante la reclusión, comenzando una intervención especializada (y en un sector distinto de la prisión) 3 meses antes del egreso de la sanción.

– Poner en práctica un sistema de pago por resultados donde se incentive a instituciones públicas y privadas a trabajar en la reinserción social siendo remunerados sólo en la medida en que demuestren tener un impacto en la reducción de reincidencia.

El documento con la estrategia completa puede decargarse

aquí

vía Transforming rehabilitation.

 

Encuentro Nacional de Funcionarios Post-penitenciarios

Encuentro nacional

Con el anuncio que el Director Nacional, Marco Fuentes firmó la Resolución Nº 8930, que crea los Centros de Atención para la Integración Social, CAIS, los cuales reemplazan en su denominación a los Patronatos Locales de Reos, se inició el “Primer Encuentro de Funcionarios Postpenitenciarios” que se desarrolló los días 23, 24 y 25 de octubre, en Rosa Agustina Conference, comuna de Olmué.

La jornada inaugural estuvo a cargo de la jefa del Departamento Postpenitenciario, Paula Espinoza quien destacó la importancia de reunirse con los funcionarios a nivel nacional para analizar la gestión 2013 y las proyecciones 2014.

Fueron 55 funcionarios, entre jefes de CAIS, profesionales, técnicos y administrativos, que escucharon las presentaciones de la jefa del Departamento quien en su primer día de exposición realizó un análisis de los “Desafíos del Sistema Postpenitenciario 2013”.

En tanto, durante la segunda jornada fue el turno de las presentaciones de las dependencias del postpenitenciario, en las cuales participó Paulina Zárate, encargada (s) de la sección programas de intervención; Álex González, a cargo de Redes Sociales, Educación y Cultura; Leonor Martínez, encargada de Control de Gestión y Claudio Jara, a cargo de Control de Estadística.

El último día la actividad comenzó con la exposición de Paula Espinoza, quien se refirió al presupuesto exploratorio que se presentó para el 2014 y además anunció que el Departamento Postpenitenciario entregará un Fondo de Innovación orientado a mejorar el trabajo con los usuarios, al cual podrán postular todos los CAIS.

Luego se realizó una dinámica grupal en donde los funcionarios de los CAIS se dividieron en tres grupos: norte, centro y sur, donde definieron sus planteamientos de mejoramiento de la gestión para el 2014.

En estas exposiciones estuvo presente el subdirector técnico, Miguelángel Jiménez quien escuchó atentamente las propuestas de los recién creados Centros de Atención para la Integración Social y aprovechó la ocasión para comprometerse con algunas propuestas relacionados con el mejoramiento de las instalaciones de las dependencias; en generar una plataforma informática para los datos del sistema postpenitenciario; estandarizar el modelo de intervención psicosocial para los tres sistemas de reinserción social y continuar trabajando para que los usuarios que cumplieron sus condenas y se encuentran eliminando antecedentes penales dejen de hacerlo en unidades penales.

El subdirector técnico fue enfático y señaló que “el Estado ha entendido que no se debe abandonar el sistema postpenitenciario, la seguridad pública empieza y termina en Gendarmería de Chile”.

En este sentido, Miguelángel Jiménez destacó que “hemos avanzado con la creación de los CAIS, instalando el sistema postpenitenciario como preocupación para el Estado y es lo mejor que la historia ha hecho para el sistema”.

Vía – Gendarmería de Chile.

Inauguran nueva escuala en CDP de Ancud

Infraestructura fue financiada con recursos de la Dirección Nacional y construida por un grupo de funcionarios y los propios internos.

Con la intención de dotar a la unidad de la infraestructura adecuada para fortalecer el trabajo de reinserción social que allí se realiza, el Centro de Detención Preventiva (CDP) de Ancud inauguró las nuevas dependencias de la Escuela Cárcel “Salomón Fuentes Martínez”.

Se trata de una obra largamente anhelada, ya que hasta ahora el recinto penitenciario no contaba con salas apropiadas para efectuar las clases, las que se estaban desarrollando en la capilla o en el casino de internos.

La construcción también permitirá que, a partir del próximo año, se amplíe la oferta escolar y se implemente el 3° y 4° medio.

Los trabajos, que se iniciaron en febrero de este año, tuvieron un costo total de $8 millones 500 mil y fueron financiados con recursos aportados por la Dirección Nacional. Además y la Ferretería Dimasur que hizo un aporte en materiales. La mano de obra fue proporcionada por los funcionarios de la Institución y los propios internos.

En tanto, el mobiliario, como sillas y mesas, fue aportado por la Ilustre Municipalidad de Ancud, a través de la Corporación Municipal de Educación y la Biblioteca Municipal. Al respecto, el Director Regional de Gendarmería, coronel Alejandro Troncoso, expresó que “hoy, junto con las tareas en materias de seguridad, una de las principales misiones de Gendarmería de Chile es la reinserción social. Ello implica hacer los máximos esfuerzos posibles para disminuir las probabilidades de reincidencia de las personas que están privadas de libertad. Y dentro de ese contexto, la educación juega un rol fundamental. De ahí la trascendencia que tiene esta infraestructura, que mejora las condiciones de los internos y demuestra la preocupación institucional por estas materias”.

En la ceremonia inaugural también estuvieron presentes la jueza del Juzgado de Letras de Ancud, magistrado María Luisa Díaz; el representante de la alcaldesa de la comuna; el director de la Dideco de Ancud, Fabián Barría; el comisario de la 1° Comisaría de Ancud, mayor Juan Carlos Martínez; el comisario de la PDI Carlos Barahona; el Jefe Operativo Regional (s), capitán Pablo Vidal; el Jefe del CDP de Castro, capitán Alejandro Méndez, y el Jefe del CDP de Ancud, teniente 1° Gonzalo González.

 

Vía – Gendarmería de Chile.

Abiertas las inscripciones para Seminario-taller “Evaluación en programas de intervención social”

El Área de Especialización Profesional y el Equipo de Evaluación y Sistematización de ACHNU traen nuevamente a Chile a la doctora Olga Nirenberg, socióloga argentina experta en evaluación social. Entre el 25 y 27 de noviembre, Olga estará realizando un seminario-taller para profesionales del ámbito de la evaluación.

El Seminario-taller “Evaluación en programas de intervención social” tiene por objetivo que los(as) participantes fortalezcan sus conocimientos y capacidades en materia de enfoques conceptuales y encuadres metodológicos para el diseño e implementación de evaluaciones de intervenciones sociales.

Olga Nirenberg es socióloga, doctora en Ciencias Sociales (UBA, 2005), docente de pre y post grado y experta en evaluación de programas sociales, publicando libros y artículos en la materia. Se ha desempeñado como coordinadora de evaluación y consultora de instituciones como UNICEF, Organización Panamericana de la Salud, Organización Mundial de la Salud, Fundación ARCOR y Fundación Kellog.

La actividad es organizada por ACHNU y cuenta con el patrocino de UNICEF, el Diplomado Niñez y Políticas Públicas y el Red de Seguimiento, Evaluación y Sistematización en América Latina y El Caribe (RELAC).

Para inscribirse en el seminario, debe revisar los requisitos y costos especificados a continuación:

Costo:

$120.000 pesos – 8% de descuentos ($110.000.-) si se inscribe antes del 8 de noviembre.

Cierre de inscripciones cuando se cubran los 40 cupos.

Contacto: especializacionprofesional@achnu.cl

 

vía Asociación Chilena Pro Naciones Unidas.

Empleo y reinserción laboral – Columna Fundación Proyecto B

ALBERTO TIENE 20 años, un hijo y vive con su pareja en una comuna del sur de la Región Metropolitana. Está a un mes de cumplir su sanción de tres años por robo con intimidación y se ha propuesto encontrar un trabajo para mantener a su familia. No tiene octavo básico, porque desertó del sistema educativo, tampoco contactos ni redes, no sabe cómo hacer un currículum o dónde entregarlo y su experiencia laboral y de capacitación técnica es escasa. Por todo lo anterior, es muy difícil que consiga un buen trabajo, así como miles de jóvenes que están en la misma situación.

En el Consejo Consultivo de Fundación Paz Ciudadana, los candidatos a la presidencia coincidieron en que la reinserción laboral es fundamental para lograr el desistimiento del delito. Pero para lograrla es necesario que antes se generen cuatro medidas. La primera, incentivar a que las empresas contraten a personas que han infringido la ley; la segunda, que estas personas tengan competencias laborales y sociales que les permitan ser productivas para las empresas que las contratan; la tercera, que existan profesionales que conecten a las empresas con los condenados y que, además, apoyen durante los primeros meses de empleo y, la cuarta, que se eliminen los antecedentes una vez cumplida la condena.

Para lograr estos objetivos, será deseable que las empresas reciban un incentivo tributario o subsidio para la inserción laboral de este grupo objetivo. Como complemento, los que infringieron la ley deberían recibir capacitaciones en oficios con alta empleabilidad y tanto el Servicio Nacional de Menores (Sename) como el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence) deberían asociarse con gremios empresariales para ofrecerles servicios de colocación y acompañamiento laboral para los condenados. También se deberían modificar los criterios de selección del Sence que dificultan el ingreso a capacitación: en el Sename hay al menos un 60% del total de jóvenes que no pueden capacitarse, o por su escolaridad (no tienen la enseñanza básica completa) o por su edad (son menores de 18 años).

La Fundación Proyecto B ha realizado un programa de inserción sociolaboral donde se ha empleado a más de 180 jóvenes del Sename en diferentes empresas, de los cuales un 70% se mantiene al menos dos meses. Con ello se reduce el riesgo de reincidencia delictual, hecho relevante dadas las tasas presentadas por el Sename en población general: 50,9% reincide a 24 meses de egreso de sanción. Se ha demostrado también que se generan efectos positivos en las empresas que contratan, ya que no sólo cuentan con nuevos trabajadores, sino, además, porque desarrollan competencias de trabajo en equipo y liderazgo, permitiendo cambiar las vidas de los jóvenes.

El llamado no es sólo al Sename o el Sence, sino sobre todo a los gremios y empresarios para que consideren a las personas que cumplen sanción como potenciales trabajadores de sus empresas. Con ello, cada año 20 mil jóvenes como Alberto podrían acceder a una fuente de ingreso lícito y al desarrollo de competencias laborales. Sin duda, la capacitación y el empleo permitirían que los jóvenes del Sename dejen de ser un costo para el país y se transformen en un aporte para toda la sociedad.

Rafael Rodríguez, Director Ejecutivo

María Eugenia Sosa, encargada Area de Estudios

Fundación Proyecto B

vía  Ideas Y Debates | LA TERCERA.