Uruguay: Exreclusos que tienen empleo reinciden casi nueve veces menos

Las autoridades del Ministerio del Interior están convencidas de que deben ayudar a conseguir empleo a las personas privadas de libertad como forma de favorecer su inserción en la sociedad y bajar los índices delictivos.

Según datos oficiales, el 52% de los reclusos vuelven a delinquir una vez que son liberados. No obstante, entre los reclusos que consiguen un empleo a través Patronato Nacional de Encarcelados y Liberados, ese guarismo baja a entre 5% y 7%, dijo a El Observador su directora Patricia Peralta.

En los últimos dos años, el Patronato incorporó a programas laborales a 650 exreclusos. Al inaugurar el jueves la nueva sede de la Asociación de Víctimas de la Delincuencia y Mujeres de Negro, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, afirmó que el gobierno tomó el modelo carcelario y de rehabilitación español.

España es de los países europeos con mejores niveles de seguridad, según señaló el martes el expresidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que estuvo en Uruguay invitado por el Partido Colorado. En una conferencia que brindó en Punta del Este, Rodríguez Zapatero comentó que durante su gobierno se endurecieron las penas, y se invirtió más en la Policía, y sobre todo en rehabilitación. La reincidencia en España es del 30%.

Bonomi destacó en esa actividad que en Uruguay, la reincidencia estaba en 70% hace cuatro años y ahora bajó a entre 50% y 52%. La estrategia carcelaria está a cargo del Instituto Nacional de Rehabilitación que trabaja en coordinación con el Patronato Nacional de Encarcelados y Liberados y busca dar trabajo a la mayor cantidad de presos.

Según explicó Peralta, poco antes que recuperen su libertad, se somete a los reclusos “a un proceso gradual” de aprendizaje para culminar en la etapa laboral. Del proceso de capacitación participan el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) que se financia con el aporte de empresas y trabajadores; y otros cursos lo brindan las cámaras empresariales de la construcción y el gremio del sector.

Para poder ofrecer empleos a los exreclusos, el Patronato firmó acuerdos con empresas públicas, como OSE, Correo, la Administración Nacional de Puertos, el Ministerio de Transporte, y seis intendencias del interior. Los mismos acuerdos se firmaron con privados, con la empresa Cutcsa y un par de bodegas.

El Patronato negocia ahora concretar acuerdos laborales con la Intendencia Municipal de Montevideo –la mayoría de los presos son del área metropolitana– el Ministerio de Desarrollo Social; y con la Unión de Exportadores en el marco de su política de responsabilidad social. “No creo que todos puedan incorporarse a la sociedad, pero la mayoría sí”, dijo Peralta a El Observador. “La efectividad de la inserción pasa por dar herramientas y oportunidades reales de capacitación y empleo”, explicó la directora del Patronato de Encarcelados.

Exreclusos que tienen empleo reinciden casi nueve veces menos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s