Perú: Mimp busca reinserción familiar y social de varones agresores

Lima, oct. 17. La estrategia de prevención y remediación del impacto de la violencia familiar en los hogares peruanos no solo se enfoca en las mujeres, niños, niñas y adolescentes abusados. El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp) apunta también a la reinserción familiar y social de los hombres agresores.

Mediante talleres en sus centros de atención institucional, el Mimp desarrolla un procedimiento de rehabilitación para varones con sentencias judiciales por abuso, “educándolos” y “habilitándolos” para comportamientos igualitarios y pacíficos, con estrategias psicoeducativas, en el marco de la Ley 26260, de Protección Frente a la Violencia Familiar y sus modificatorias.

En la actualidad, el Mimp cuenta con dos centros de atención: uno en Breña, en Lima Metropolitana, y el otro en Carmen de la Legua Reynoso, en la Provincia Constitucional del Callao, adonde un juzgado de familia deriva a los agresores para que reciban terapias de ocho meses a un año.

En lo que va del año, 156 hombres que ejercieron violencia han sido atendidos en los talleres del Mimp. El número aumentaría, si es que las víctimas llevaran sus casos hasta la última instancia judicial y si los juzgados sentenciaran por violencia familiar.

De enero a setiembre del 2014, el Mimp ha recibido 37,779 denuncias de violencia familiar y sexual en sus centros Emergencia Mujer.

Del total de agresiones, el 87 % de las víctimas fueron mujeres y un 13 %, hombres. Asimismo, el 50 % sufrió violencia psicológica, un 39 % violencia física y un 11 % violencia sexual.

En tanto, de los varones enviados a los centros de rehabilitación del Mimp el 2 % tiene entre 18 y 25 años de edad; el 21 % entre 26 y 35 años; el 34 % de 36 a 45 años; el 31 % de 46 a 59 años; y el 12 % tiene 69 años a más.

 

Nueva estrategia

A fin de contrarrestar esta situación, el Mimp busca involucrar a los varones en la estrategia de prevención de violencia familiar, de tal forma que de causantes del problema pasen a ser protagonistas del cambio.

Para ello, se capacita a promotores mediante una nueva metodología que consiste en el cuestionamiento de las taras mentales que hacen pensar a algunos hombres que tienen hegemonía o dominio sobre la mujer.

Hay ya 100 promotores en las regiones de Ayacucho, Huancavelica, Áncash, Callao, Junín, Huancayo y Lima, captados en los centros Emergencia Mujer. Su labor es promover entre los varones de sus comunidades el respeto y la tolerancia hacia el género femenino; no más machismo, no más controlismo.

Al final de esta capacitación, se dan cuenta de que no necesitan “meterles miedo a sus hijos o sus parejas” y se refuerza, además, la relación democrática hombre-mujer.

Otra de las intervenciones del Mimp que fortalece la lucha contra la agresión familiar es la de los facilitadores, la cual incluye a líderes de organizaciones sociales de base (comedores populares, cabezas de comunidades, dirigentes del Vaso de Leche, entre otros).

El Mimp tiene a la fecha 9,424 facilitadores voluntarzos en los 24 departamentos del país, tanto en zonas urbanas como rurales. Sólo el 10 % de ellos son varones.

Bajo la gestión de la ministra Carmen Omonte, en el Mimp hay un interés por captar cada vez más al público masculino en esta tarea voluntaria, pues contribuiría a que el mensaje de la no violencia y el respeto hacia la mujer y los niños y niñas vaya de varón a varón.

Mimp busca reinserción familiar y social de varones agresores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s