Francia: Aplauso en la cárcel a los crímenes de París

El atentado de París ha puesto en tensión las cárceles. Son más de 400 los presos que están cumpliendo condenas por delitos relacionados con el terrorismo islamista. Y la reacción que este colectivo pudiera exteriorizar era fundamental para su seguimiento, para conocer el grado de radicalización, para evaluar si son positivas las políticas de reeducación.

Los responsables de estos planes de control no se llevaron ninguna sorpresa. Silencio. ¿Alegría? Seguro. Pero, de momento, ni un solo dato exteriorizado, nada. Alguna medio sonrisa apenas perceptible cuando las imágenes de las televisiones repetían una y otra vez imágenes de los atentados. Pero poco más.

“No son tontos. No van a dar muestras de lo que para ellos es una batalla ganada. Pero tampoco lo tienen muy fácil para dar una imagen generalizada. Date cuenta que aquí, la política de dispersión con este tipo de internos es muy importante. No puedes evaluar comportamientos colectivos porque intentamos en lo posible que no se puedan agrupar. Estas horas evaluábamos comportamientos individuales. No obstante, aún es pronto. Habrá que ver la evolución en los próximos días. Seguro que detectamos algo llamativo entre estos presos vinculados con el terrorismo”. Los que saben de seguridad en Prisiones advierten: “Nuestro tiempo no es el suyo. La manera en que pasan las horas para nosotros no es la misma que para ellos. Estos radicales contemplan los movimientos por generaciones; contemplan sus pasos a través de sus hijos y nietos… Es un combate muy complicado”.

Pero en las cárceles también hay elementos que se encuentran en fase de radicalización pero que no están cumpliendo condenas por delitos vinculados con el terrorismo islamista. “Hay musulmanes, muy radicales, que en las cárceles están posicionándose con más dureza y radicalidad; que centran su odio a occidente, al que le responsabilizan de todo lo que les está pasando”. Estos presos también están siendo seguidos dentro del Programa de Radicalización Islamista que se sigue en las cárceles. Los expertos sabe -y tratan de combatirlo con todas sus herramientas- que durante las condenas, los que ya tienen ideas radicales, se consumen en el fuego lento de su propio odio y pueden salir de las cárceles convertidos en potenciales terroristas. “Lo difícil es detectarlo. Y lo segundo más difícil, darle la vuelta a la tortilla; lograr canalizar ese odio de otra manera para que no salga de prisión un futuro terrorista”, explica este alto responsable de Prisiones.

Entre estos internos sí se produjo una reacción inmediata a los atentados de París. En concreto, por parte de un preso incluido en el Grupo C de seguimiento ante su alto riesgo de radicalización.

En la prisión de Puerto 1 (en Puerto de Santa María). Durante la emisión de los informativos, cuando se emitían las imágenes del terrorista disparando al policía herido, las muestras de alborozo público las demostró un preso común, un preso marroquí, un preso que cumple por robo; pero un preso que está en el programa de seguimiento… porque se teme su radicalización absoluta. Está en primer grado, está en la enfermería, no es un loco, pero tiene aplicado el protocolo de prevención de suicidios… “Capaz de todo, que odia a todo los Occidental, que cree que todos menos él son responsables de su vida, una vida de delincuencia y cárcel”, explican estas fuentes.

“Esa es la Justicia de Alá”, “esta es la Justicia contra los infieles”, gritó en la sala común. Al principio eran comentarios y sonrisas. Al final, gritos y aplausos… Pero, de momento, el único incidente. “No tengo dudas, si saliera ahora de la cárcel, habría que mantener un control sobre él porque pasaría a engrosar las filas de los terroristas islamistas”, afirma con rotundidad uno de los que sabe hasta la letra pequeña de lo que es el radicalismo en las cárceles.

Los expertos saben que en las cárceles, los que fomentan esta radicalización están aún deglutiendo y paladeando los crímenes de sus “hermanos” de Francia. Están convencidos de que a medio plazo utilizarán estas muertes para avanzar en los lavados de cerebros. La alarma en las prisiones sigue elevada.

vía Aplauso en la cárcel a los crímenes de París | Bajos Fondos | Blogs | elmundo.es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s