EEUU (Columna de Opinión): La segunda oportunidad | El Nuevo Herald El Nuevo Herald

Hace 15 años, después de la tragedia de Columbine y al igual que otros estados, la Florida implementó una política de cero tolerancia en las escuelas. Como consecuencia de la nueva vigilancia policial, los arrestos de niños de edad escolar se dispararon, llegado a mil por mes en el 2012. Aunque el número se ha reducido notablemente gracias a la intervención del Departamento Estatal de Justicia Juvenil, las consecuencias de estos arrestos son muy serias no solo para los menores arrestados sino para el resto de la sociedad.

La mayoría de estos arrestos, el 69 por ciento, no llega a nada en una corte criminal, pero el récord de arresto es indeleble, al menos hasta los 24 años. Durante el resto de sus vidas estos jóvenes tendrán que responder que sí cuando les preguntan si han sido arrestados en una solicitud de empleo o de admisión a una universidad. Estos niños problemáticos, marginados de toda oportunidad de progresar, suelen inevitablemente convertirse en verdaderos criminales.

Los que son sentenciados a prisión como consecuencia de estos arrestos tienen un 30 por ciento más de probabilidades de volver a delinquir. Como dijo el arzobispo de Miami, Thomas Wenski, “las consecuencias son horrendas”.

La política de cero tolerancia tiene un alto costo no solo en vidas humanas sino también en el dinero de los contribuyentes. Cada menor bajo custodia en el sistema de justicia criminal nos cuesta $55,407 al año.

La gran mayoría de los arrestos de escolares son por incidentes menores como pelear en el patio, robarse un lápiz o una mochila, o interrumpir una clase. La doctora Marta Pérez, abogada y miembro de la Junta Escolar de Miami Dade, también lamenta las secuelas de estos arrestos.

“Tener un récord criminal desde tan temprana edad presenta obstáculos graves para muchos jóvenes que cometieron ofensas relativamente leves. Estos récords criminales los persiguen y no les permite rehacer sus vidas. Muchas puertas se les cierran, tales como empleos y educación universitaria, y hasta servicio militar”, afirmó.

Ante la avalancha de arrestos de menores, el ex jefe del Departamento Estatal de Justicia Juvenil inició una serie de programas alternativos para presuntos delincuentes juveniles que incluyen el énfasis en citaciones civiles en vez de arrestos. El número de arrestos de menores se ha reducido en un 11 por ciento desde hace dos años.

Pero aun arrestamos a unos 10,000 niños de edad escolar al año. Este año un grupo de legisladores estatales, varios de ellos del sur de la Florida, están tratando de extenderles una segunda oportunidad a los que tropiezan con la ley a temprana edad.

El senador René García, republicano de Hialeah, ha presentado una propuesta de ley (SB 378) la que, según él, “le daría más flexibilidad a la policía para darles citaciones civiles a estos muchachos en vez de ponerlos en el camino negativo” como el laberinto del sistema de justicia criminal. Según García, esto también aliviaría la carga del sistema estatal de prisiones que enfrenta sus propios problemas.

De convertirse en ley, la propuesta de García no se aplicaría a jóvenes que cometan crimines violentos. La citación civil funciona como una multa de tráfico y no deja un récord criminal. La propuesta bipartidista tiene el apoyo de muchos líderes religiosos, entre ellos el arzobispo Wenski.

Obviamente los jóvenes arrestados no suelen ser ángeles. Pero me niego a pensar que somos incapaces de rehabilitar a un niño de 14 o 16 años. Muchos de los que caen en esta red no cuentan con un adulto responsable en sus vidas. No puede ser que la única estructura que podamos ofrecerles sea una celda.

En vez de gastar millones en mantenerlos tras las rejas, podríamos invertir al menos una parte de estos costos en buscar la forma de darles una segunda oportunidad.

vía BERNADETTE PARDO: La segunda oportunidad | El Nuevo Herald El Nuevo Herald.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s