El Salvador: Reos que participan en actividades productivas pueden solicitar reducción de condena

El programa “Yo cambio” emprendido por la Dirección de Centros Penales del país está teniendo buena aceptación entre los internos de las cárceles, no solo porque los mantiene ocupados sino también porque pueden canjear un día de trabajo por dos días de reducción de pena.

El director de Centros Penales, Rodil Hernández, explicó que la Ley Penitenciaria permite que los internos que laboren, produzcan o participen en programas de reinserción puedan solicitar a un juez de vigilancia la reducción de la condena.

“El artículo 105A de la ley dice que por cada día de actividades laborales ellos pueden solicitar rectificación de computo para reducir la condena. Pero la decisión depende de un juez”, aclaró el director.

Este es un incentivo para muchos internos recluidos en los penales donde el Ministerio de Justicia impulsa la ejecución del programa de reinserción que es además uno de los componentes que El Salvador debe superar como parte de los resultados del Asocio para el Crecimiento.

El director de CP aseguró que el programa ya va “viento en popa” en el penal de Apanteos y que el recibimiento que ha tenido en la cárcel de Mariona es similar, ya que los internos además de producir, generan fondos para el mantenimiento de estos talleres.

Como parte de estas actividades, las autoridades de Seguridad y la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Mary Carmen Aponte, inauguraron esta semana la primera panadería en el penal de Mariona.

“En este programa se manejan los seis ejes para la reducción del ocio carcelario y para garantizar la reinserción. Este programa ofrece oportunidades y en Mariona casi el 100 por ciento de los internos están participando”, dijo Rodil.

Los internos se encargan de producir una variedad de pan dulce y especialidades saladas, además de pasteles que son vendidos entre las familias de los internos o los mismos compañeros.

Los alimentos que se producen también sirven para abastecer a los reos del penal de Mariona.

Por su parte el ministro de Seguridad, Benito Lara, dijo que los programas están basados en el principio “de hacer mucho con pocos recursos”, ya que los fondos para iniciar las actividades son de la Dirección de Centros Penales, pero el trabajo y los productos de los internos ayudan a mantener la ejecución de los mismos.

La embajadora Aponte señaló que este tipo de programas permiten que los internos se preparen para su reincorporación a la sociedad siendo productivos, ya que “las destrezas adquiridas en estas actividades les permite ganarse la vida”, dijo.

Seguridad esperar llevar el programa “Yo cambio” al resto de penitenciarías del país. En los próximos meses, la iniciativa llegará hasta las cárceles de San Vicente, San Miguel y Usulután.

vía Diario digital de noticias de El Salvador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s